GHK

Gestión de Residuos de Gipuzkoa

Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR

GHK

Noticias

El CMG de Zubieta supera todos los requisitos ambientales y administrativos y obtiene la Autorización Ambiental Integrada

La AAI certifica que las nuevas infraestructuras cumplen con los requisitos establecidos en la normativa europea, estatal y autonómica.

José Ignacio Asensio: “Se acaba la era de los vertederos y Gipuzkoa abre la puerta a la economía circular, la transición energética y la lucha contra el cambio climático”. “Gipuzkoa se merece unas infraestructuras a la altura de su compromiso con el reciclaje”.

El Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco ha acordado hacer efectiva la declaración de impacto ambiental y la autorización ambiental integrada (AAI) concedida al Consorcio de Residuos de para el desarrollo de las infraestructuras del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa. La resolución adoptada certifica que las infraestructuras de Zubieta han superado favorablemente el trámite y cumplen con todos los requisitos ambientales y administrativos fijados en su día por el Gobierno Vasco, de acuerdo con la normativa europea, estatal y autonómica que rige para este tipo de proyectos.

El diputado de Medio Ambiente y presidente del Consorcio de Residuos, José Ignacio Asensio, ha destacado que la obtención de la AAI culmina un proceso largo y complejo para superar un problema que llevaba más de 20 años enquistado, y consolidar un sistema de gestión de residuos moderno, eficaz y sostenible, en línea con los países más desarrollados de Europa: “la ciudadanía de Gipuzkoa se merece un sistema a la altura de su compromiso con el reciclaje y hoy ese sistema ha recibido su confirmación definitiva”. Asimismo, Asensio ha subrayado la importancia del CMG de Zubieta para posicionarse en la economía y la creación de empleo verde, superando la falta de infraestructuras necesarias para aprovechar los recursos presentes en los residuos: “se acaba la era de los vertederos y Gipuzkoa abre la puerta a la economía circular, la transición energética y la lucha contra el cambio climático, los nuevos ejes que están llamados a impulsar nuestra economía”.

El proceso para la obtención de la AAI comienza al presentar el proyecto, estableciendo las condiciones y las medidas correctoras a aplicar. En este caso, la autorización fue concedida en primera instancia el 23 de abril de 2010 y posteriormente modificada, el 11 de abril de 2016, para adaptarla a las nuevas infraestructuras integradas en el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa que, a la planta de valorización energética, añadió las plantas de tratamiento mecánico biológico, biometanización y tratamiento de escorias.

Una vez finalizadas las obras de construcción y tras el correspondiente período de pruebas, los servicios técnicos del Gobierno Vasco certifican el cumplimiento de todos los requisitos y, en su caso, conceden la “efectividad” para que la instalación pueda comenzar a operar. Este procedimiento, que estaba previsto realizar en el mes de abril, se vio afectado por la declaración del Estado de Alarma y no ha sido posible retomarlo hasta el pasado 1 de junio, día en que se reanudó el cómputo de los plazos administrativos. El 3 de junio, el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa remitió al órgano ambiental la totalidad de documentación técnica y solicitó la efectividad de la AAI. Los días 9 y 11 de junio los servicios técnicos de la Viceconsejería de Medio Ambiente realizaron una visita de inspección para verificar el cumplimiento de todos los requisitos, levantar acta y emitir los correspondientes informes. La resolución firmada hoy supone a todos los efectos  la entrada en vigor de la AAI con su “efectividad” para la puesta en operación de las infraestructuras de Zubieta.

A partir de este momento, únicamente resta por parte de GHK la comprobación de las garantías contractuales, para comprobar que la puesta en operación de la planta se produce en las condiciones de servicio aprobadas y pactadas con el concesionario. Este proceso se desarrollará a lo largo del verano y culminará en diez o doce semanas, cuando está previsto que las instalaciones de Zubieta comiencen a funcionar a velocidad de crucero, pasando del 80 % actual al 100% de su capacidad.